Español|English
BASES DE DATOSCONTACTOINTRANETEXTRANET

Plan Nacional de Aplicación (PNA)

Tanto el Convenio de Estocolmo (art. 7) como el Reglamento 850/2004/CE (art. 8) establecen la obligación de elaborar Planes Nacionales de Aplicación para el cumplimiento de las obligaciones emanadas de ambos, Convenio y Reglamento. El objetivo final del Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo y del Reglamento (CE) nº 850/2004, es garantizar la protección de la salud humana y el medio ambiente, frente a los COP.

Este Plan parte de un enfoque integral y trata todo el ciclo de vida de los COP. Tiene como propósito contribuir al establecimiento, en el ámbito estatal, de un procedimiento de consulta, evaluación y decisión, resaltando la necesidad de consultar a los interesados directos nacionales en la elaboración, aplicación y actualización de sus planes de aplicación. El PNA ha de servir a corto plazo, para el intercambio de la información disponible, a escala local, regional y global entre los distintos sectores y actores relevantes; y la comunicación de ésta a la Conferencia de las Partes, describiendo las iniciativas en curso y proyectadas, para desarrollar y aplicar una estrategia eficaz que permita la consecución de los objetivos del Convenio de Estocolmo y del Reglamento (CE) nº 850/2004, de la Unión Europea en España.

El PNA es un plan consensuado en el que han participado unos 200 expertos/as de los sectores implicados (Administraciones Públicas, Comunidad Científica, Sectores económicos y Organizaciones Sociales), cuyas iniciativas o comentarios, han sido considerados desde el inicio y a lo largo de todo su proceso de elaboración.

El Plan Nacional fomenta el uso y aplicación de la prevención y la sustitución, así como el principio de precaución, como herramientas clave en la gestión de las sustancias químicas, para proteger tanto la salud como el medio ambiente.

El PNA se aplica a aquellas sustancias que cumplan ciertos criterios COP, tanto las identificadas en el Reglamento (CE) nº 850/2004, como cualquier otra sustancia que se caracterice como tal, aplicando los criterios establecidos en el PNA.