Español|English
BASES DE DATOSCONTACTOINTRANETEXTRANET

Infórmate

Los COP son productos químicos que poseen ciertas propiedades tóxicas y que, contrariamente a otros contaminantes, son resistentes a la degradación, lo que los hace especialmente perjudiciales para la salud humana y el medio ambiente. Los COP se bioacumulan, son transportados por el aire, el agua y las especies migratorias, y se acumulan en los ecosistemas terrestres y acuáticos. Así pues, dado que el problema es transfronterizo, resulta indispensable tomar medidas a escala internacional. 

El Convenio de Estocolmo sobre COP proporciona un marco, basado en el principio de cautela, que persigue garantizar la eliminación segura y la disminución de la producción y el uso de estas sustancias nocivas para la salud humana y el medio ambiente. El convenio afecta a 12 COP prioritarios, pero el objetivo a largo plazo es que abarque otras sustancias. Actualmente, la lista inicial de los 12 COP se ha incrementado con 9 COP más.

Las actuaciones sobre los COP, no sólo incumben a los gobiernos. En el Convenio de Estocolmo, se reconoce la importante contribución que el sector privado y las organizaciones no gubernamentales pueden hacer para lograr la reducción y/o eliminación de las emisiones y descargas de COP al medio ambiente. Se subraya la importancia de que los fabricantes asuman la responsabilidad de reducir los efectos adversos causados por sus productos y de suministrar información a los usuarios, a los gobiernos y al público sobre las propiedades peligrosas de esos productos químicos. Relevante es, también, la contribución ciudadana, mediante buenas prácticas ambientales, en la protección del medio ambiente y la salud.