Español|English
BASES DE DATOSCONTACTOINTRANETEXTRANET

Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP)

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha generado instrumentos importantes para regular y controlar los COP. El más ambicioso es el Convenio de Estocolmo, cuyo objetivo es proteger la salud humana y el medio ambiente frente a los COP.

En Europa, el Reglamento (CE) nº 850/2004, es el marco jurídico común para llevar a efecto las disposiciones del Convenio de Estocolmo, y ambos, establecen la obligación de elaborar Planes Nacionales de Aplicación (PNA).

En España, el PNA, fue aprobado por Consejo de Ministros mediante acuerdo el 2 de febrero de 2007. Bajo la dirección del Grupo Nacional de Coordinación (GNC), el Centro Nacional de Referencia sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (CNRCOP), tiene la misión de coordinar los trabajos para la implementación del PNA.

Declaración de políticas del Plan Nacional de Aplicación (PNA) del Convenio de Estocolmo y del Reglamento (CE) nº 850/2004

La aplicación del Convenio de Estocolmo y del Reglamento (CE) nº 850/2004 representa, en España, una oportunidad para la creación de un sistema transparente, incluyente y participativo en la eliminación de los COP.

Con la aprobación del PNA, las Autoridades Competentes, tanto de la Administración General del Estado como de las Comunidades Autónomas, en el marco de sus competencias, adquieren un compromiso para su aplicación. Ese esfuerzo, no obstante, será insuficiente sin el trabajo de todos los actores implicados, incluida la empresa y los colectivos sociales, por lo cual se invita al compromiso con él y a la colaboración de todos. Con este compromiso daremos, sin duda, un paso adelante en la protección de la salud de la población y en la consecución de un medio ambiente más saludable para todos nosotros y para las generaciones venideras.